Archivo | 2:04

EL SÉPTIMO ENEMIGO DE LA CREATIVIDAD. Taller literario en Valencia, club de escritura

2 Oct

Presión

Los niños no son adultos pequeños. Pero sí son profesionales. Su trabajo es jugar, su trabajo es experimentar, su trabajo es probar cosas diferentes.

Chuck Jones

   Los escritores deben sortear muchos peligros, aunque uno de los más temidos es la parálisis ante la página en blanco. Para cualquier novelista  el bloqueo creativo es una pequeña muerte, porque crear personajes y trasladarse al corazón de las historias durante unos trayectos tan largos necesita grandes y continuas dosis de imaginación. Si bien esa pequeña muerte planea sobre cualquier otro dador de palabras, ya que un cuentista o un poeta que no se encuentre en perfecta sintonía  con la “loca de la casa” experimentará también, momentáneamente, esa sensación de  catástrofe.

   Pero la capacidad de  imaginar y de crear cada día es un regalo para todos nosotros, elijamos expresarnos a través de las palabras o no. Y todos hemos protestado de forma muy intuitiva de niños contra los enemigos de nuestra creatividad innata. Entonces éramos pequeños, ahora tenemos más herramientas para defendernos…

   Los seguidores del blog sabéis que  a lo largo de estos meses, desde nuestras comunidades literarias y nuestro taller de escritura creativa en Valencia, hemos emprendido una cruzada a favor de ese gran potencial creativo con el que todos nacemos, y que uno a uno han ido cayendo seis de los asesinos de la creatividad que nos acechan desde la infancia. Pero nos faltaba descubrir el perfil del séptimo. Aquí lo tenéis, igual de artero,  igual de voraz, igual de dañino:

Homicida de la creatividad número 7: Sigue leyendo

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: