Talleres creativos en Valencia. Clave RS-5

En los talleres creativos en Valencia de LIBRO, VUELA LIBRE vamos a trabajar esta vez con las consignas de escritura y los tributos literarios de la clave RS-5.

actividades creativas de la clave RS-5 en los talleres creativos en Valencia de LIBRO, VUELA LIBRE

“¿Cómo huele un lactante cuando huele como tú crees que debe oler? “, esta frase  del escritor alemán Patrick Suskind, y su primera novela, “El Perfume”, que nada más ser publicada a mediados de los años 80 se convirtió en un betseller, inspirará, en dos de nuestros grupos de escritura, el próximo ejercicio de ritmo de los talleres creativos en Valencia de LIBRO, VUELA LIBRE y las actividades complementarias de la clave RS-5.

Más información y solicitud de plaza en los talleres de escritura creativa de LIBRO, VUELA LIBRE en Valencia: auroralunav@hotmail.com

Talleres creativos en Valencia de LIBRO, VUELA LIBRE. Fragmento en curso de la clave RS-5:

Talleres creativos en Valencia, clave RS-5. Patrick Suskind, fragmento en curso de “El Perfume” (código 8 C)
¿Cómo huele un lactante cuando huele como tú crees que debe oler? Vamos dímelo.
-Huele bien –contestó la nodriza.
-¿Qué significa bien? –vociferó Terrier-. Hay muchas cosas que huelen bien. El caldo de carne huele bien. Los jardines de Arabia huelen bien. Yo quiero saber cómo huele un niño de pecho.
La nodriza titubeó. Sabía muy bien cómo olían los niños de pecho lo sabía con gran precisión no en balde había alimentado, cuidado, mecido y besado a docenas de ellos… Era capaz de encontrarlos de noche por el olor de los lactantes en la nariz, pero todavía no lo había descrito nunca con palabras.
-¿Y bien? –apremió Terrier, haciendo castañear las uñas.
-Pues… -empezó la nodriza- no es fácil de decir porque… porque huelen igual por todas partes, aunque todas huelen bien. Veréis, padre los pies, por ejemplo, huelen como una piedra lisa y caliente… no, más bien como el requesón… o como la mantequilla… eso es huelen a mantequilla fresca. Y el cuerpo huele como… una galleta mojada en leche. Y la cabeza, en la parte de arriba, en la coronilla, donde el pelo forma un remolino, ¿veis padre?, aquí, donde vos ya no tenéis nada… -y tocó la calva de Terrier, quien había enmudecido ante aquel torrente de necios detalles e inclinado, obediente, la cabeza-, aquí precisamente aquí es donde huelen mejor. Se parece al olor del caramelo, ¡no podéis imaginar padre, lo dulce y maravilloso que es! Una vez se les ha olido aquí, se les quiere, tanto si son propios como ajenos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: