TRES HOMENAJES A LA ESCRITURA DE BUKOWSKI

18 Nov

Club de lectura, clave B-25. La narrativa feroz de Charles Bukowski regresa a los puzles literarios y a las actividades complementarias de nuestros talleres de escritura en Valencia con el relato breve Secuelas de una larguísima nota de rechazo y dos de sus personalísimas novelas, Hollywood y La senda del perdedor, que acaban de ser incluidas en los tributos en curso de noviembre.

Homenajes a Charles Buukowski en los talleres de escritura y el club de lectura en Valencia de LIBRO, VUELA LIBRE

El tercero de nuestros homenajes a Bukowski este mes tomará como punto de partida varios fragmentos de Secuelas de una larguísima nota de rechazo, el relato de este controvertido autor estadounidense que ya nos acompañó en nuestras anteriores reflexiones sobre el proceso de publicación y que volverá a abrir el próximo debate de las comunidades literarias de Valencia Espaciocrea y de LIBRO, VUELA LIBRE sobre cómo publicar un libro ,

Fragmentos de Bukowski, actividades complementarias de la clave B-25 en los talleres de escritura de LIBRO, VUELA LIBRE

Puzles literarios de la clave B-25 en el taller de escritura. Charles Bukowski, fragmento 1 de Hollywood:

Escribir nunca me ha costado trabajo. Que yo recuerde, siempre ha sido así: buscar una emisora de música clásica en la radio, encender un cigarrillo o un puro, abrir la botella. La máquina de escribir hacía el resto. Lo único que yo tenía que hacer era estar allí. Todo el proceso me permitía continuar cuando la vida en sí misma ofrecía muy poco, cuando la vida en sí misma era un espectáculo terrorífico. Siempre estaba la máquina de escribir para calmarme, para hablarme, para entretenerme, para salvarme el culo. Esencialmente era por eso por lo que escribía: para salvarme el culo, para salvarme del manicomio, de las calles, de mí mismo.

Actividades complementarias de la clave B-25 en los talleres de escritura en Valencia de LIBRO, VUELA LIBRE. Charles Bukowski, fragmento 1 de La senda del perdedor:

No tenía ni idea de cómo lograría escaparme. Al menos los demás tenían algún aliciente en la vida. Parecía que comprendían algo que a mí se me escapaba. Quizás yo estaba capidisminuido. Era posible. A menudo me sentía inferior. Tan sólo quería apartarme de ellos. Pero no había sitio donde ir.

Talleres de escritura en curso, puzles literarios de la clave B-25. Charles Bukowski, fragmento 2 de Hollywood:

Después de terminarme el vodka empecé una larga carta de amor para Metra, aunque todo el rato pensaba en la traductora. Vaya carta de amor. Y en medio de las palabras amorosas le explicaba que quería hacer una película sobre nosotros dos y que había oído hablar de su dinero en Suiza, pero que aquello no tenía nada que ver con el hecho de que yo estuviera allí, aunque yo estaba sin fondos y me encantaría llevar nuestra historia de amor a la pantalla y al público y a los seguidores de Cristo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: