DANIELE TOMMASINI, EL SEDUCTOR DE SUEÑOS. Tertulias literarias en Valencia

10 Jun

EL SEDUCTOR DE SUEÑOS I

“He escuchado todas las lenguas del Continente, he olido todas sus temporadas, he visitado todas sus estaciones. Cada vez me paro unos minutos y luego parto: otro pedazo de mundo me espera, con un vestido nuevo, con una sonrisa nueva o un nuevo desafío, con un nuevo cuento”.
Daniele Tommasini, El seductor de sueños

Nos gustan las voces distintas, las miradas originales y, por eso, en nuestra última tertulia literaria en Valencia hemos disfrutado con el universo literario de El seductor de sueños. Daniele Tommasini,  XIII Premio de Narrativa Ciudad de Algeciras, ha visitado las cadenas de lectura y escritura creativa de “Libro, vuela libre” y ha sido el luminoso preludio de los encuentros de nuestro taller de escritura de verano.

Las razones de Tommasini para hermanarse con la literatura y regalarnos su seductor de sueños  son muy afortunadas. El autor, que empezó a aprender español con Borges y con Lorca, lee y escribe porque no puede evitarlo. Según sus palabras no lo hace por diversión, sino por alquimia: “Lo maravilloso del plomo es que puede convertirse en otra cosa, por ejemplo en oro, igual que las palabras pueden crear mundos”. Daniele Tommasini también define como alquímico su proceso creativo, pues “Emerge del caos y se cuece lentamente”.

El seductor de sueños es una novela en la que se reelaboran en clave posmoderna algunos grandes mitos del amor, como el de Don Juan Tenorio. Según el autor muchas de las obras clásicas sobre esos temas estaban escritas para el teatro, y esa es una de las razones por las que este libro también se puede leer como una obra teatral o un guión cinematográfico, sin dejar de tener la forma de una novela. Sin embargo, hay una razón más profunda para todo ello, que Daniele Tommasini prefiere no desvelar antes de su lectura, y que podrá descubrir quien lea la obra entera. En el corazón de El seductor de sueños coexisten además tres partes, muy distintas entre ellas, pero que se complementan formando un todo contradictorio y coherente al mismo tiempo.

Así, en la primera parte, que forma un cuento indivisible, también aparecen poemas, que dentro de la ficción son letras de canciones. La segunda parte de la novela, que es muy corta, contiene algunos pequeños cuentos que pueden tener sentido por sí solos, además de tener una relación sutil con la historia principal. He aquí, por ejemplo, el primero de ellos:

«He visto el Sol estival levantarse de las aguas del Mediterráneo, he sentido su aliento seguirme haciéndose más cálido y cercano mientras yo corría hacia el occidente, he recibido su caluroso abrazo del cielo raso del mediodía, he ido detrás de él cuando se ha adelantado y ha echado a huir, y he correspondido con un silbido al saludo coloreado que me ha brindado al acostarse en su lecho Atlántico. He encontrado la Nieve: mimaba mi dorso, acariciaba mis costados, se extendía como una alfombra en mi camino; he vuelto a encontrarla más al Norte: gritaba con saña, me desafiaba con cuchillas de hielo, pero no me he dejado detener. He visto el día ciego y la noche absoluta en las nieblas de las llanuras centrales, pero no he reducido la velocidad ni he perdido el camino. He escuchado todas las lenguas del Continente, he olido todas sus temporadas, he visitado todas sus estaciones. Cada vez me paro unos minutos y luego parto: otro pedazo de mundo me espera, con un vestido nuevo, con una sonrisa nueva o un nuevo desafío, con un nuevo cuento.»
Así habló el Tren, con un billete de orgullo y un suplemento de melancolía; luego saludó y se puso en marcha lentamente.
La Estación no se movió, pero le gritó: «¿Volverás?»
Y el Tren contestó: «Tengo un billete de ida y vuelta.»
Ya iba lejos y veloz, mientras pensaba qué bueno sería descarrilar de los raíles y del horario ferroviario.
Daniele Tommasini, El seductor de sueños

Y la tercera y última parte de la novela, de naturaleza completamente distinta y si cabe aún más sugerente, comienza de este modo tan atractivo y misterioso: “El alba: la luz asalta las tinieblas, pero Sevilla aún no se ha despertado de su sueño de ciudad inocente, como si no fuera el lugar del crimen…”.

Taller de escritura

Fotografías: Roberto Fariña

El autor que revolucionó nuestra última tertulia literaria en Valencia con el sueño secreto de su seductor de fin de milenio y que, afortunadamente, volverá a formar parte de los foros de nuestros talleres de escritura de verano, nos presentó también la versión española de su libro Mil y una voces, y nos confesó los motivos por los que eligió a Borges y a Lorca para cruzar el puente de su lengua materna al castellano: “Borges me resultaba fácil de leer, y creo que eso se debe a tres razones: usa un lenguaje culto, que se parece más al italiano, de manera que casi no necesitaba consultar el diccionario; los contenidos juegan con la matemática y la lógica, disciplinas que amo y que forman la base de mis estudios científicos; y la calidad literaria es excelsa, eso es lo que me pierde y me hace olvidar toda dificultad. En cuanto a Federico, no puedo ni describir la emoción que me produjeron sus obras, sobre todo Bodas de sangre. Me siento un privilegiado por haber sido iniciado en el idioma castellano por maestros tan maravillosos”.

Para nuestro club de escritores en Valencia ha sido una alegría ser cómplice de las ideas que han visitado a Daniele Tommasini con insistencia y que, por creativas y luminosas, han acabado apoderándose de él y de los lectores de su seductor de sueños. No os perdáis ahora la oportunidad de ser conquistados por su última edición en Amazon.

NOTA BIOGRÁFICA DE DANIELE TOMMASINI Y ACCESO A “EL SEDUCTOR DE SUEÑOS” EN AMAZON: 

Nacido 13,8 mil millones de años después del Big Bang, Daniele Tommasini se dedica a la física teórica, al teatro y a la literatura. Mille e Una Voce (Mil y Una Voces), aparecido en 1996, fue su primer libro. Sus poemas Los del Castillo y Clandestinos, galardonados en los premios Nuove Lettere 1996, Nápoles, y Pablo Neruda 1998, Trieste, han sido publicados en revistas y antologías en varios idiomas. Con la novela corta El seductor de sueños ganó el Premio Ciudad de Algeciras 1999. En los últimos años, además de algunos cuentos aparecidos en español con su nombre, como La luna en la botella (La Voz de Galicia, 2003), ha publicado algunas novelas usando seudónimos que de momento prefiere no desvelar. Antes de instalarse en Galicia ha trabajado en el Instituto de Física Corpuscular, en la Universitat de Valencia y en el CERN de Ginebra.

El seductor de sueños ya se puede volver a adquirir en Amazon tanto en edición impresa como en edición electrónica. El enlace para la versión en papel es el siguiente: http://www.amazon.es/dp/1511904313/ El enlace para la versión en formato de libro electrónico es: http://www.amazon.es/dp/B00WUPOA9K/

Visita los vídeos de las cadenas de lectura y escritura de “Libro, vuela libre” en Valencia:

Palabras claves:

Daniele Tommasini / Tertulias literarias en Valencia / Libro, vuela libre / El seductor de sueños / Taller de escritura de verano / Borges / Club de escritores en Valencia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: