Tag Archives: Escritores valencianos

HUMOR NEGRO Y MICROFICCIÓN EN EL TALLER DE ESCRITURA, MAX AUB Y SUS CRÍMENES EJEMPLARES

15 Feb

MAX AUB

Grandes escritores he conocido que, como animales, necesitan de expedientes para llegar a lo más y vaciarse. Lo cual no sucede a pintores, ingenieros o arquitectos. Si es superioridad, lo ignoro. Nadie reconoce de buena gana sus faltas. ¿Quién no levanta sus ojos a Dios?

Max Aub, pról. Crímenes ejemplares

El HUMOR NEGRO Y LA MICROFICCIÓN EN EL TALLER DE ESCRITURA: MAX AUB Y SUS CRÍMENES EJEMPLARES

Convertir algo tan serio como el asesinato en un juego, en una burla a la moral establecida, no es un asunto fácil. La ironía y el empleo del humor negro con toda su carga de profundidad solo están al alcance de mentes ingeniosas y brillantes como la de Max Aub, un autor singular y prolífico que, literariamente, recorrió caminos tan diversos como el de la novela, el teatro, la poesía, el ensayo y la narrativa breve.

El autor de Crímenes ejemplares, que hoy visita nuestro taller de escritura en Valencia y precede a nuestra inminente incursión en el humor negro y la microficción, estuvo estrechamente vinculado desde su adolescencia a esta ciudad, aunque sus primeros microrrelatos “criminales” fueron publicados durante su exilio en México.

Sus crímenes primigenios se publicaron en 1957  y, como el mal nunca viene solo, a ellos se fueron sumando compañeros, negras microficciones que han hecho que el volumen lo podamos encontrar ahora dividido en cuatro secciones: Crímenes, De suicidios, De gastronomía y Epitafios; en cuatro bloques que, a pesar de la yuxtaposición de géneros, están totalmente integrados, pues comparten la voz en primera persona de los asesinos -o de los muertos antes de dejar este mundo- y el espacio de sus confesiones.

Os invitamos a sumergiros en estas crueles e hilarantes microficciones en las que la razón más ridícula puede llevar al crimen y nadie se arrepiente. Aunque resulte paradójico, no será pernicioso. Después de todo el arte del asesinato elevado a la categoría del disparate, la amargura, la inteligencia y el humor nos invitan en Crímenes ejemplares de Max Aub a revisar el absurdo del acto de matar, nuestros impulsos mal refrenados y nuestras zonas más mediocres. He aquí algunos ejemplos:

LO MATÉ porque era de Vinaroz.

Max Aub, Crímenes ejemplares

LO MATÉ porque me dolía la cabeza. Y él venga a hablar, sin parar, sin descanso, de cosas que me tenían completamente sin cuidado. La verdad, aunque me hubiesen importado. Antes, miré el reloj seis veces, descaradamente. no hizo caso. Creo que es un atenuante muy a tener en Sigue leyendo

BLASCO IBÁÑEZ Y LUNA, EL PAPA DEL MAR. Personajes de novela histórica

22 Sep

My beautiful picture

Según el anciano Papa, toda la Iglesia vivía refugiada en esta roca del Mediterráneo, como toda la Humanidad lo había estado en el Arca de Noé sobre el oleaje tempestuoso del Diluvio.
Blasco Ibáñez, El Papa del mar

Logo LUNA DE PAPELVisita los horarios de nuestro próximo taller de escritura en Valencia 

BLASCO IBÁÑEZ Y LUNA, EL PAPA DEL MAR. Personajes de novela histórica

La novela histórica siempre nos ha regalado personajes fascinantes e historias increíbles sobre la  persistencia y el valor. Pero cuando el escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez  terminó esta obra coloreada por todos los azules del Mediterráneo, El Papa del mar, no nos legó sólo una novela en la que se entrelazan estratégicamente los grandes acontecimientos del pasado con una historia de amor; no nos obsequió simplemente una atractiva evocación del Cisma de Occidente y de la  azarosa vida del primer Papa español, que merced a muchas “causalidades” se cruza a su vez  con la de otras figuras decisivas como la de Juana de Arco, San Vicente Ferrer, Santa Catalina de Siena, la familia Borgia o Alfonso El Magnánimo. Aparte de todo esto nos dio en mano una invitación, cálida e irresistible, para reencontrarnos en el antiguo castillo templario de Peñíscola con una de las voluntades más firmes de todos los tiempos: la de Pedro Martínez de LunaBenedicto XIII, conocido por su antiguo linaje como el Papa Luna y rebautizado poéticamente como el Papa del mar por Blasco Ibáñez. Disfrutemos a continuación de esta pequeña prueba de sonido en la hermosa fortaleza marina que acogió a Luna y en la que continúan reverberando su espíritu indomable y las palabras de Blasco: Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: