Entrenamientos creativos de la clave E-12

21 Abr

Entrenamientos creativos de la clave E-12. Después de nuestro viaje al interior de los personajes intuitivos y personajes sensores, tres desafíos de temporada regresan a nuestros talleres de escritura online y cursos literarios en Valencia para animar a los escritores en formación que formarán parte de la próxima liberación de talentos de LIBRO VUELA LIBRE a practicar las propuestas de creación literaria de la clave E-12.

Cinco ventanas. Entrenamientos creativos de la clave E-12 en los talleres de escritura online y cursos presenciales en  Valencia de LIBRO VUELA LIBRE

LAS CINCO VENTANAS. Entrenamientos creativos de la clave E-12 en los cursos de escritura online y talleres presenciales de LIBRO VUELA LIBRE

Disfruta de las cinco ventanas desde las que esta temporada vamos a dejar que vean el mundo nuestros seres de ficción y sigue las instrucciones de tu grupo de escritura para partipar en los entrenamientos creativos de la clave E-12:

Entrenamientos creativos de la clave E-12 en el curso de escritura online y los talleres literarios en Valencia de LIBRO VUELA LIBRE. Fragmento número 1:

En el interior había una librería de nogal repleta de volúmenes de cuero, un ventanuco, varias mecedoras y un reloj de cuco.

Entrenamientos creativos de la clave E-12 en el taller literario online y los cursos de escritura en Valencia de LIBRO VUELA LIBRE. Fragmento número 2:

Entornó la puerta que había frente al ventanuco y se dirigió a la librería de nogal, donde reposaban decenas de volúmenes de cuero. Luego fue colocando varios de esos volúmenes polvorientos encima de las mecedoras que daban la espalda al reloj de cuco.

Entrenamientos creativos de la clave E-12 en el curso de escritura online y los talleres presenciales en Valencia de LIBRO VUELA LIBRE. Fragmento número 3:

Salió al balcón, se puso las lentes y comenzó a engullir apresuradamente los últimos cacahuetes que le quedaban en el frasco. Se quedó perdida en la contemplación de la montaña que dividía su bloque de apartamentos del de Mario. El color anaranjado de las casas pintorescas que lindaban con ella contrastaba con el turquesa de aquel cielo de verano, el verde de las copas de los árboles se entremezclaba con el amarillo de la genista y, más allá de la terraza de sus vecinos, se extendía un horizonte marino lleno de promesas y barcos de recreo.

Entrenamientos creativos de la clave E-12 en los talleres de escritura online y los cursos literarios en Valencia de LIBRO VUELA LIBRE. Fragmento número 4:

Dejó la bicicleta una calle más abajo y anduvo por el sendero estrecho que conducía a la casa de su tío. Le abrieron al momento y atravesó la parte delantera del jardín, teniendo cuidado de no pisar las últimas matas de tomate que había plantado su excéntrica prima, Ella, que estaba leyéndose un ejemplar de La Regenta, le saludó con desgana. Al hacerlo, se quitó las gafas de sol y pudo ver sus ojos de color verde esmeralda. Limpió con una toallita de bebé que tenía a mano las patillas de carey de las gafas y le siguió con la mirada. Cuando llegó a la puerta de entrada, su prima regresó a la lectura con unos movimientos medidos y llenos de sensualidad.

Entrenamientos creativos de la clave E-12 en los talleres de escritura online y cursos presenciales en Valencia de LIBRO VUELA LIBRE. Fragmento número 5:

Dejó la bicicleta una calle más abajo y anduvo por el sendero estrecho que conducía a la casa de su tío. Le abrieron al momento y atravesó la parte delantera del jardín, teniendo cuidado de no pisar las últimas matas de tomate que había plantado su excéntrica prima. Ella, que estaba leyéndose un ejemplar de La Regenta, le saludó con desgana. La tarde anterior, mientras abrían el baúl sin la presencia de su tío, su actitud había sido completamente distinta: su temperatura corporal había ascendido unos grados. Al quitarse las gafas de sol, pudo volver a ver sus ojos de color verde esmeralda y, mientras limpiaba con una toallita de bebé las patillas de carey de sus gafas, le siguió también con la mirada. Entonces cayó en la cuenta de que se le había olvidado confesarle lo que significaba la clave 91 y darle la nota amarillenta que había aparecido junto a su vestido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: