Tag Archives: Ray Bradbury

LA AUTONOMÍA DE LOS PERSONAJES EN EL TALLER DE ESCRITURA

26 Oct

CARACTERIZACIÓN PERSONAJES

En el gran escenario del mundo el escritor es una persona que a menudo puede desdoblarse y observar a los demás -y a sí mismo- como personajes, es un creador con capacidad para insuflar aliento a sus seres de ficción a través de su imaginación y su experiencia. Pero ¿cómo se crean los buenos personajes de novela?, ¿qué necesitan para crecer fuertes y acabar formando parte de la vida de los lectores?  En nuestro taller de escritura en Valencia sabemos que todo ser de ficción con capacidad para cautivarnos ha de ser engendrado con mucha verdad y un gran amor, y que tanto en nuestra experiencia vital como en la literatura la paternidad ha de ser siempre generosa y responsable.

Curso taller de escritura ValenciaLA AUTONOMÍA DE LOS PERSONAJES Y LA PSICOLOGÍA PROFUNDA DE LOS SERES DE FICCIÓN EN LOS TALLERES LITERARIOS ADSCRITOS A “LIBRO, VUELA LIBRE”. 
Visita los grupos que tienen abierto el plazo de inscripción en nuestro taller de escritura

  Un buen escritor nunca debe dejarse vencer por tentaciones saturninas, porque los buenos personajes son siempre seres de ficción autónomos que, al nacer, no han pasado por la traumática experiencia de ser devorados por sus creadores.  Numerosos escritores, entre los que se encuentra Ray Bradbury, han insistido en que crean a sus personajes para que vivan su propia vida. Y, en efecto, los buenos personajes, los personajes redondeados, siempre viven su propia existencia y actúan siguiendo el influjo de su verdadera naturaleza y sus auténticas motivaciones, no la de sus creadores. En los tramos de nuestro taller de escritura donde se trabaja la psicología profunda de los personajes se hace evidente que no hay mayor equivocación ni mayor desidia que la de engendrar criaturas que sean torpes clones de sus autores, sin autonomía ni libertad para experimentar en la ficción aquello que les pertenece.

   Luigi Pirandello ya nos recordó que los personajes no debían aparecer como fantasmas sino como realidades creadas, construcciones inmutables de la fantasía: más reales y más consistentes, en definitiva, que la voluble naturalidad de los actores. En el gran teatro del mundo que vislumbró Shakespeare todos somos actores y podemos beber de los diversos roles que en algún momento desarrollamos o vemos representar a otras personas, y todos podemos nutrir con esa experiencia a nuestros personajes. Pero solo el estudio profundo de la naturaleza humana y el amor de verdad, ese que siempre respeta y deja crecer al otro sin interferencias, nos da la posibilidad de dar vida a personajes inolvidables.

Logo Medio Talleres LIBROVUELALIBREPsicología profunda del personaje, clave 333: ¿en qué cuadrantes situarías a estos dos personajes femeninos?

Sigue leyendo

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: