Archivo | agosto, 2019

CLÁSICOS EXPERIMENTALES: GEORGES PEREC. Puzles literarios en curso de la clave AC-46

24 Ago

 

 

La obra de Georges Perec en los cursos y talleres de escritura de Libro, vuela libre en ValenciaClásicos experimentales: Georges Perec. El tiempo siempre lleva la razón. Una nueva clave de lectura dedicada a escritores cuya obra se ha basado en la experimentación y ha sobrevivido al paso del tiempo acaba de llegar a los talleres de escritura de Libro, vuela libre en Valencia.

Este autor francés, destacado miembro del grupo Oulipo, creó atractivos juegos verbales y lingüísticos que utilizaban como forma de creación literaria ciertas limitaciones formales. Las especiales características de su obra, que no deja indiferente, le han convertido en un autor de culto, en un escritor que, a pesar de las dificultades iniciales para ser entendido por la crítica o los lectores, ocupa ya su lugar en la Historia de la literatura y en el Olimpo de los clásicos.
Los textos oníricos de “La cámara oscura”, un ingenioso experimento de Perec en el que los sueños son los protagonistas, a veces disfrazados de poemas y otras de historias, abrirán las propuestas de lectura de la clave AC-46 y el primer puzle literario inspirado en los clásicos experimentales de esta temporada. Sigue leyendo

Anuncios

CALOR DE AGOSTO. Taller de escritura, clave A-36

8 Ago

Este verano la literatura de terror y los relatos de fantasmas de William Fryer Harvey formarán parte de las propuestas de lectura de nuestro taller de escritura en Valencia.

Puzle literario de la clave A-36 en el taller de escritura de Libro, vuela libre en Valencia

El mes más caluroso del año va a llenarse de escalofríos porque cinco fragmentos de “Calor de agosto”, uno de los cuentos más conocidos de Harvey, protagonizará nuestro primer tributo de temporada al género macabro y el primer puzle literario de la clave A-36.

Taller de escritura, puzles literarios de la clave A-36

Puzles literarios en curso del taller de escritura en Valencia de “Libro, vuela libre”. William Fryer Harvey, fragmento 1 de “Calor de agosto”, de La bestia con cinco dedos y otros relatos

“Yo hablé poco, pues me sentía incómodo. Había algo antinatural, misterioso, en mi encuentro con aquel hombre.
Al principio intenté convencerme de que ya le había visto con anterioridad; que su rostro, desconocido para mí, había encontrado cobijo en algún rincón remoto de mi memoria, pero supe que estaba practicando poco más que un plausible intento de autoengaño. ”

Talleres de escritura creativa, puzles literarios de la clave A-36. William Fryer Harvey, fragmento 2 de “Calor de agosto”, de La bestia con cinco dedos y otros relatos
“El aire está cargado con la amenaza de tormenta. Estoy escribiendo esto en una mesa inestable frente a la ventana abierta. Una de las patas está rota, y Atkinson, que parece un hombre hábil con las herramientas, va a arreglarla tan pronto como termine de darle filo a su cincel.
Ya pasan de las once. En menos de una hora me habré marchado.
Pero el calor es sofocante.
Un hombre podría volverse loco con tanto calor.”

Puzles literarios en curso del taller de escritura en Valencia de “Libro, vuela libre”. William Fryer Harvey, fragmento 3 de “Calor de agosto”, de La bestia con cinco dedos y otros relatos

“Del patio propiamente dicho llegaba un silbido alegre, el ruido de golpes de martillo y el sonido frío del metal sobre la piedra.
Un súbito impulso me hizo entrar.”

Taller de escritura en curso, puzles literarios de la clave A-36. William Fryer Harvey, fragmento 4 de “Calor de agosto”, de La bestia con cinco dedos y otros relatos

“Empezó entonces a hablar de las diferentes clases de mármol, cuál soportaba mejor el viento y la lluvia, y con cuál era más fácil trabajar; de ahí pasó a su jardín y a una nueva clase de clavel que acababa de comprar. Más o menos cada dos minutos dejaba sus herramientas, se secaba la brillante calva y maldecía el calor. ”

Puzles literarios en curso de los talleres de escritura en Valencia de “Libro, vuela libre”William Fryer Harvey, fragmento 5 de “Calor de agosto”, de La bestia con cinco dedos y otros relatos

“Ahora estamos sentados en una habitación larga aunque no muy alta, bajo los aleros. Atkinson ha enviado a su mujer a la cama. Se mantiene ocupado afilando algunas de sus herramientas con una pequeña piedra oleosa mientras se fuma uno de mis puros. ”

 

A %d blogueros les gusta esto: