Tag Archives: escritores europeos;

Las dos Sicilias y El Conde Luna

25 Mar Tributos a la escuela de palabras vienesa y a Alexander Lernet-Holonia

   Las dos Sicilias y El Conde Luna, dos clásicos de una de las principales figuras de la escuela vienesa: Alexander Lernet-Holonia, inspiran otra de las recomendaciones de lectura de los talleres y cursos de creación literaria de LIBRO VUELA LIBRE y la siguiente propuesta de escritura de la clave Cor-33 II.

Tributos a la escuela de palabras vienesa y a Alexander Lernet-Holonia

En estos días de recogimiento disfruta de estas dos narraciones en mayúscula, que van mucho más allá de una novela de intriga, o de un brillante relato en mitad del suspense y la fantasía, y sigue las instrucciones que se compartirán en tu grupo para jugar con “Huecos y órdenes”, el segundo cesto literario de esta clave:

          “Huécos y órdenes”, cesto literario de la clave Cor-33 II:

Un mundo lleno de hombres /                      libros especiales /                                          sepultura /                                                orilla /                        vivir tranquilos /                       nenúfares /                                dedicatoria /                                                                     subsuelo/

 

Escuela de palabras vienesa: tributos a Alexander Lernet-Holonia

Escritores vieneses: Alexander Lernet-Holonia. Fragmento 1, de Rochonville, en Las dos Sicilias

“El mundo estaba lleno de hombres que buscaban su sepultura. Entre ellos había muchos que vivieron largo tiempo en épocas largo tiempo ya pasadas; pero otros estaban aún vivos y tal vez hubiera también algunos no nacidos aún. Llevaban los más variados trajes, corazas y uniformes, aunque todos iban envueltos en aquellos largos capotes, y las banderas ondeaban por encima de sus cabezas. ”

Escuela de palabras vienesa: Alexander Lernet-Holonia. Fragmento 2, de El conde Luna

“Hacía ya mucho tiempo que sus diversas fotografías figuraban catalogadas en libros especiales, como en esos álbumes de fotografías familiares que se veían sobre las mesitas de los salones a fines de siglo, y la policía no tenía más que abrir el libro y buscarlos allí. Porque después de todo, los policías también eran hombres, empleados del Gobierno, y como todos los empleados del Gobierno querían ante todo vivir tranquilos y no tomarse demasiado trabajo. En cambio, aquellos que sabían evitar que sus fotografías figuraran en dichos libros, si bien no podían hacer todo lo que se les ocurría, podían sí hacer una buena parte de lo que les parecía correcto y razonable…”

Escritores europeos de la clave Cor 33 II: Alexander Lernet-Holonia. Fragmento 3, de Silverstolpe, en Las dos Sicilias

“Después de haber subido otra breve cuesta, apareció, hacia la mano izquierda, un soleado estanque cuyas orillas estaban invadidas de juncos y en el que se veía flotar algunos nenúfares. Sobre el agua misma se levantaba una pequeña cabaña a la que se llegaba por un puentecillo de madera. Al pasar el carruaje, algunas culebras, gruesas como un brazo, se deslizaron desde el puentecillo.” Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: