Tributos a ROBERTO BOLAÑO. Taller de escritura, clave R-27

17 Oct

Clave R-27 del taller de escritura, ejercicios de ritmo en curso. Amuleto, la sexta novela del escritor chileno Roberto Bolaño, ambientada en la época del Movimiento de 1968 en México, inspirará los ejercicios de ritmo y las consignas de la clave R-27 de nuestro taller literario en Valencia.

Roberto Bolaño. Tributos literarios del taller de escritura en curso

 

Taller de escritura en Valencia de LIBRO, VUELA LIBRE, ejercicios de ritmo de la clave R-27

Roberto Bolaño, fragmento de Amuleto.  Taller de escritura, código 3p, 6c y 1pa

«Tal vez fue la locura la que me impulsó a viajar. Puede que fuera la locura yo decía que había sido la cultura claro que la cultura a veces es la locura, o comprende la locura. Tal vez fue el desamor el que me impulsó a viajar. Tal vez fue un amor excesivo y desbordante tal vez fue la locura.

Lo único cierto es que llegué a México en 1965 y me planté en casa de León Felipe y en casa de Pedro Garfias y les dije aquí estoy para lo que gusten mandar. […] Auxilio me decían deja ya de trasegar por el piso, Auxilio, deja esos papeles tranquilos, mujer, que el polvo siempre se ha avenido con la literatura. Y yo me los quedaba mirando y pensaba cuánta razón tienen el polvo siempre, y la literatura siempre, y como yo entonces era una buscadora de matices me imaginaba los libros quietos en las estanterías y me imaginaba el polvo del mundo que iba entrando en las bibliotecas, lentamente, perseverantemente, imparable, y entonces comprendía que los libros eran presa fácil del polvo lo comprendía pero me negaba a aceptarlo, veía torbellinos de polvo nubes de polvo que se materializaban en una pampa que existía en el fondo de mi memoria, y las nubes avanzaban hasta llegar al DF, las nubes de mi pampa particular que era la pampa de todos aunque muchos se negaban a verla y entonces todo quedaba cubierto por la polvareda, los libros que había leído y los libros que pensaba leer, y ahí ya no había nada que hacer, por más que usara la escoba y el trapo el polvo no se iba a marchar jamás, porque ese polvo era parte consustancial de los libros y allí, a su manera, vivían o remedaban algo parecido a la vida. »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: