CÍRCULO DE BLOOMSBURY (I). Cursos de escritura, narradores de la clave B-31

10 Sep

Cursos de escritura (2)

   Este mes los cursos de escritura en Valencia de LIBRO, VUELA LIBRE dan la bienvenida a los narradores vinculados al Círculo de Bloomsbury y a las sugerencias de lectura de la clave B-31, que comenzarán con dos obras de Elizabeth Bowen, una de las más importantes escritoras en lengua inglesa del siglo XX. La autora de “La muerte en el corazón”, uno de los clásicos ingleses de la primera mitad del siglo XX,  nos inspirará en esta ocasión con “El fragor del día” y “El último septiembre” en nuestro taller de escritura creativa en curso.

NARRADORES DEL CÍRCULO DE BOOMSBURY I. Elizabeth Bowen y la clave B-31 en los cursos de escritura de LIBRO, VUELA LIBRE en Valencia

Cursos de escritura (2)Cursos de escritura en Valencia, escritoras inglesas, clave B-31. Elizabeth Bowen, fragmento de “El último septiembre”:
“Enseguida me di cuenta de que me había equivocado de tranvía, pero no tuve el valor de bajarme hasta que hubo doblado la esquina, después de todas las molestias que se había tomado el pobre chico. Pero el tranvía salió disparado como una flecha y me bajé cerca de la catedral, así que tuve que tomar un coche que me costó muy caro. Llegué tarde al dentista, que me sacó dos dientes.
Como en un sueño, según ella, Livvy había vagado por las calles mojadas del barrio residencial de Cork. Como en un sueño, se había acomodado en un tren, con las encías sangrantes. Abrió la boca para mostrar los dos agujeros que le había dejado el dentista, como si fueran heridas de amor, y Lois los examinó solemnemente. ¿Se habían dado un beso? No, no habían tenido ocasión. Podrían haber tomado un coche, pero Livvy no consideraba conveniente subirse a uno con un hombre, ya que eso encendía las pasiones masculinas.”
Cursos de escritura (2)Cursos de escritura en Valencia, escritoras inglesas, clave B-31. Elizabeth Bowen, fragmento de “El fragor del día”:
“Desde un principio, aquella costumbre que tenía Connie de interrogar a Tom en silencio y con descaro sacaba a Louie de quicio: a veces Connie decidía no decir una cosa en particular cuando estaba a punto de marcharse de la habitación, con plena conciencia de que, al salir y cerrar la puerta tras de sí, la dejaba a una en ascuas. En cuanto al comentario que se ahorró esta vez, Louie no lo dejó pasar, sobre todo porque parecía relacionado con Tom. Podía adivinarse un atisbo de reproche o malicia en la manera reiterada y ostentosa con que Connie observaba aquella fotografía que ella casi nunca miraba. La evitaba. En numerosísimas ocasiones había leído cuánto reconfortaba una fotografía, pero lo cierto es que ocurría justo lo contrario. Ella tenía expuesta la foto por respeto a la convención y a las costumbres, lo cual sin duda se ajustaría perfectamente a los sentimientos de Tom. Más aún, Louie le escribía diciendo: «Miro tu foto todos los días». Una tergiversación más de la insumisa realidad del amor. No era una mentira absoluta: aunque olvidara otras cosas, a diario quitaba el polvo devotamente del estante de la chimenea, y eso implicaba levantar el retrato. Al manipular algo, en cierto modo se ve. Ver, sin embargo, no es mirar.
Tom le había dado aquella fotografía; se la habían hecho justo antes de partir: la que ella ya tenía, una instantánea ampliada en la que él salía con un cuello byroniano en el paseo de Seale, no le había parecido lo suficientemente seria y apropiada, dadas las circunstancias. Ir al estudio por iniciativa propia había sido uno de sus últimos actos de despedida; en consecuencia, la cámara había captado el rostro de un hombre que ya se había marchado. Las líneas inexpresivas de sus rasgos parecían infinitamente remotas, perfiladas contra el telón de fondo rojo oscuro del estudio fotográfico: los ojos miraban la nada sin expectativas, directamente y con precisión. Querer penetrar o interceptar esa mirada dirigida a nadie era convertirse en nadie… Y después de eso, ya nada podía ser como antes.”


LIBRO, VUELA LIBRE

Cursos de escritura en Valencia /  Escritores vinculados al Círculo de Bloomsbury / Sugerencias de lectura de la clave B-31 / Obras de Elizabeth Bowen / Narradoras lengua inglesa / “La muerte en el corazón” / Clásicos ingleses de la primera mitad del siglo XX / “El fragor del día” / “El último septiembre” / Taller de escritura creativa en curso /

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: